8M

Actualizado: 10 de mar de 2019



Desde el Centro de Estudios Laborales en razón del Día Internacional de la Mujer Trabajadora le pedimos a Ana Lemos y Cristina Arena una reflexión, y a Camila Espinoza una ilustración, de lo que para ellas significa esta fecha mundialmente reconocida.


Ana Lemos, Responsable de Interior de la UOLRA

Ayer las mujeres del mundo protagonizamos una jornada de lucha, que no hace más que reflejar lo que venimos construyendo cada día, desde cada lugar, desde un barrio o una fábrica, desde una cooperativa hasta un horno, para visibilizar la situación de desigualdad que sufrimos las mujeres. Desigualdad no sólo desde el ámbito laboral, también político y de la visa social en general. Por el solo hecho de ser mujer nos nuclea un conjunto de reivindicaciones, y debemos resaltar o dimensionar lo que pudimos construir las mujeres trabajadoras en la Argentina: logramos la unidad de todas las centrales sindicales del movimiento obrero organizado con las trabajadoras de la economía popular y con los movimientos populares en un solo bloque, en el que la participación fue muy importante, demostrando la articulación y la capacidad de diálogo, consenso y la voluntad de unidad que también quedó demostrado. Para nosotras la unidad es lo estratégico y no lo hacemos discursivamente, sino que lo construimos con mucha paciencia con mucho diálogo con mucho amor y mucha apertura, porque creemos que ese es el camino para derrotar al neoliberalismo y a la derecha que nos gobierna hoy en nuestro país, pero que también tiene una avanzada en el mundo y ese es el feminismo que nosotras defendemos, que nosotras practicamos y nosotras militamos. Es el feminismo popular que interpela las relaciones de poder, no la superposición (cambiar a un hombre por una mujer) sino la forma de construir poder, ese es el aporte por ahí para mí más importante que tenemos que hacer en esta etapa. Estamos muy contentas las compañeras ladrilleras que estuvimos protagonizando la movilización en Capital Federal, también nos movilizamos en Entre Ríos, Misiones, Santiago Del Estero, San Juan y Mar del Plata. Todo esto nos llena de felicidad y de orgullo porque recién estamos arrancando en este camino, pero vamos por más, nos cuesta, es difícil, pero estamos convencidas de que estamos en el camino correcto.



María Cristina Arena, Delegada integrante de la Agrupación Azul del Fuero Penal de UEJN (Unión Empleados Judiciales de la Nación)


A raíz del día internacional de la mujer trabajadora y teniendo en cuenta el movimiento feminista argentino:

• - Que se ganó y que resta por hacer dentro y fuera del ámbito laboral?

Se debería historizar que la lucha por el movimiento de mujeres data desde hace muchos años en el mundo y en nuestro País, donde en el año 1907, y a partir de un decreto municipal en Buenos Aires, se produjo el hecho inédito de una huelga de conventillos, donde participaron mujeres con sus hijos, que sacaban a escobazos a abogados, escribanos, jueces, bomberos y policías que pretendían arrancar a las familias de sus casas. Considero estas situaciones semilleros y aprendizajes para el crecimiento y el empoderamiento de la mujer. Y hay varios ejemplos de estas luchas en el mundo. Es trágico y doloroso, pensar que en 1921, las mujeres no teníamos derecho a votar, ni Patria Potestad de nuestros hijos, ni podríamos heredar a nuestros padres ni ser testigos de un juicio, entre otras decisiones descalificadoras por nuestro género. Recién en 1926 se sanciona la Ley 11.357 Derechos civiles para la Mujer aunque en forma limitada.

1947 – Voto Femenino 1973 – Igual remuneración para mano de obra femenina como masculina. 1985 – Patria Potestad compartida 1986 – Primer Encuentro Nacional de Mujeres 1987 – Divorcio Vincular 1991 – Ley de Cupo 1992 . Creación del Instituto Nacional de las Mujeres Decreto 1426. 1994 – Con la reforma de la Constitución se ratifica CEDAW – Convención para todas las formas de discriminación contra la mujer y su protocolo facultativo 2003 Ley 25.673 Salud Sexual y Procreación Responsable. 2009 – Ley de protección integral - Para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que se desarrollan sus relaciones interpersonales Ley 26.485 por violencia de género. 2010 – Matrimonio Igualitario Ley 25.618. 2012. Identidad de Genero Ley 26.763

En la Argentina existe una enorme brecha salarial: las mujeres ganamos el 27% menos que los varones por igual trabajo. Según Diana Maffia “En Argentina existe gran informalidad en el trabajo de mujeres, y además gran disparidad que también se da en el trabajo domestico que las mujeres hacemos en nuestras propias casas. – Nadie paga por este trabajo – un salario de supervivencia que no incluye…. que alguien te va a cocinar, limpiar y tener tu ropa en orden, etc…. Nadie paga por este trabajo gratuito y cotidiano, que además se espera que lo hagamos. Lo mas trágico es que como mujeres también somos victimas del patriarcado por nos han delegado la función reproductiva de cuidado, la primera educación y esto ha constituido una trampa perfecta. Tienen un sistema autoritario de dos botones; “el de te adaptas y te premian” y “el de no te adaptas y te castigan”. Es un modelo de silencio y de aceptación que para no incomodar se sigue imponiendo.

Para ampliar y en relación a mi ámbito laboral, es de destacar la postura de nuestro el Sindicato de Judiciales, UEJN el cual se ha pronunciado en el ultimo congreso Dic/2018 en contra y rechazando la creación de una Secretaría de Genero dentro del sindicato. Las razones expuestas….. “porque consideraron que tienen políticas de sobra dentro del sindicato, rechazando lo solicitado por las compañeras y compañeros de las Comisiones Internas”.

Desde las Comisiones internas venimos reclamamos la necesidad de la creación de la Secretaría de Género dentro de nuestro sindicato, porque hay varias cuestiones que se deberán discutir mas allá de los aumentos salariales, el impuesto a las ganancias y las condiciones laborales de todas y todos – entre los reclamos que venimos realizando es la falta la igualdad en el acceso a los cargos, la falta de creación de jardines para los hijas e hijos de los judiciales en varios edificios, lactarios, aumentar el subsidio por nacimiento, hacen falta sentencias que tengan perspectivas de género, hacen faltas las licencias por violencias de genero, hacen falta la ampliación de las licencias por maternidad y paternidad, hace falta aplicar el protocolo que establece el fallo Fal en todo el país. Poner foco en parar los femicidio, los transfemicidios, luchar por el aborto legal, seguro y gratuito y terminar de lleno con el patriarcado.

¿Cuales son las herramientas para lo que se viene?

El paro de mujeres es internacional, contra un sistema explotador e inhumano como el patriarcado. En este paro internacional, instalado hace treinta años en nuestro país todas decimos: ya no habrá vuelta atrás. Este Movimiento incluye mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans, bregando también por todos los derechos de la diversidad, repudiando el disciplinamiento. Las reglas quedaron claras “Al closet, al calabozo y al biologicisimo no volvemos nunca mas” La salida posible es la continuidad de la protesta y la disidencia.

Sera la participación en una rebelión que se ha iniciado y que no va a cesar, si queremos cambiar al patriarcado tendremos que continuar intensamente y criticar duramente su cultura.

Y afortunadamente hay una generación que irrumpe, que ocupa, que arrastra, que arremete, que choca, que son nuestro mas grande baluarte las pibas y pibes jóvenes que protestan y se rebelan, que incluyen la disidencia y la protesta en un profundo cambio cultural, que se avizora.

En este cambio el Estado dejara de apropiarse de nuestros cuerpos, de nuestras capacidades reproductivas y no tendremos que dar respuestas a un poder misógino y patriarcal que determine que tenemos que hacer y cómo lo debemos hacer.

¿Como se ubica la lucha del movimiento de mujeres ante la actual configuración de la Clase Trabajadora?

Consideramos que los varones y las mujeres no tenemos la paridad en cargos y remuneraciones. Sabemos que en los sindicatos los cupos no están vigentes y la Secretaría de Trabajo no convoca a los dirigentes para que los cargos estén repartidos entre varones y mujeres en igualdad de condiciones. Lo vemos desde la representación de conducción de nuestras centrales obreras, donde prioritariamente y privilegiadamente es bien visible que están sentados siempre varones. Lo visualizamos desde nuestros sindicatos y los espacios de trabajo, en la televisión y en todos los medios, donde son convocados varones, hasta el gobierno nacional tiene superioridad de cargos de conducción que dirigen varones y la prioridad en todos esos espacios son masculinos, si bien la participación de mujeres se incluye y en gran cantidad en una categoría subalterna y de representación en desventaja y en minoría. En este contexto también nos ubicamos en lucha por espacios de conducción y por la creación de redes que nos sostengan en estas acciones. Lactarios- jardines maternales, espacios de contención para que los hijos puedan acompañarnos, en cada lugar de militancia, mientras estamos desarrollando actividades políticas y sindicales. Se deberá instrumentar el profundo y verdadero cambio cultural para el acceso a cargos de conducción en manos de mujeres en iguales condiciones que los varones. Y para ello sabemos como hacerlo …. Lo demostramos con holgura y sabemos que no abandonaremos nuestras luchas, ni nuestras banderas. Igualdad y paridad de representación para toda la clase trabajadora.

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco

Copyright 2018 CEL Centro de Estudios Laborales | Todos los derechos reservados.